Seleccionar página

Información

¿COMO MANTENER SU PISCINA EN OPTIMAS CONDICINONES?

Mida el pH al menos 1 vez por semana

El valor del pH del agua de la piscina debe permanecer entre 7,2 y 7,6. Así se evitan los “ojos rojos” y se logra una mayor eficiencia en el uso del cloro. Si el pH está más alto o está más bajo, el cloro no actúa. Este procedimiento se realiza con el Kit Comparador. Si es necesario incrementar el pH debe usar soda cáustica pero si necesita reducirlo use ácido muriático. Al agregar agua nueva a la piscina analice el pH y el cloro nuevamente y ajústelos.

El Cloro

El cloro mantiene limpia el agua. Su función es destruir microorganismos como bacterias y hongos. Controle el nivel del cloro al menos 1 vez por semana en verano. Debe mantenerse entre 1 y 1,5 partes por millón (p.p.m.), cuando haya llovido o si la piscina la ha usado mucha gente duplique la dosis de cloro.Si usa pastillas de cloro no lo tire directamente a la piscina porque quema la pintura del fondo y deja manchas blancas.

Cuidado con las Algas

La formación de algas causa agua verde y superficies resbaladizas y cuanto más tiempo tarde en tratarlas, más difícil será eliminarlas. Agregue semanalmente la dosis apropiada de Alguicida para mantener limpia el agua, también cada vez que entre agua nueva a la piscina, ya que el agua nueva sin tratar es más propicia a crear algas.

Agua Cristalina

El agua de las piscinas se pone turbia por algas, polvo, sales que se encuentran en partículas de un tamaño tan pequeño que no son retenidas por la arena del filtro, por lo tanto, para su eliminación debe usarse el sulfato de aluminio. Lo que hace el sulfato es aumentar el tamaño de las partículas en suspensión y provocar su decantación al fondo de la piscina, para luego aspirar (botando el agua). De esta manera se evita la turbiedad del agua.